• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram_App_Large_May2016_200

Laboratorio y Museo de Dinosaurios / Laboratory and Museum of Dinosaurs

Edificio ECT - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad Nacional de Cuyo

Avda. Padre Contreras 1300 

5500 Parque Gral. San Martín, Mendoza 

laboratoriodedinosaurios@gmail.com

Actividades en Brasil: taller sobre vocación y ética   /  Activities in Brazil: workshop on scientific vocation and ethics

En la ciudad de Uberlandia, a 700 kilómetros al noroeste de Río de Janeiro, se encuentra la región con más fósiles de dinosaurios de Brasil. El área se localiza en el Estado de Minas Gerais. Casi todas las rocas del Cretácico se encuentran bajo una espesa cubierta vegetal, pero en los taludes de las carreteras se han descubierto huesos fósiles de dinosaurios. Los hallazgos fueron realizados por el Dr. Douglas Santos Riff, Director del Laboratorio de Paleontología de la Universidad Federal de Uberlandia (UFU). / In the city of Uberlandia, 700 kilometers northwest of Río de Janeriro, it is the region with more dinosaur fossils of Brazil. The area is located in Minas Gerais State. Almost all the rocks of the Cretaceous are below a dense cover of vegetation, but fossil bones of dinosaurs  have been discovered in the slope of the roads. The discoveries were carried out by Dr. Douglas Santos Riff, Director of the Laboratory of Paleontology of the Federal University of Uberlandia (UFU).

El Dr. Santos Riff invitó al Dr. Bernardo González Riga a sumarse a su equipo de investigación sobre dinosaurios. González Riga participó del Congreso PaleoMinas 2016, desarrollando una conferencia sobre dinosaurios saurópodos.

Desde el punto de vista educativo, González Riga desarrolló un Seminario-Taller titulado “¿Para qué estudiamos Biología?”, a fin de analizar los componentes de la vocación científica, su servicio a la sociedad y su compromiso ético.

La experiencia se vio enriquecida con el aporte de profesores y estudiantes. Las preguntas más cautivantes analizaron la aplicación de las ciencias naturales en Argentina y Brasil, y la realidad actual de recorte presupuestario en ambos países. También se compartieron aspectos educativos vinculados a la propia motivación para estudiar biología y se analizaron ejemplos de compromiso social y ecológico.  

González Riga afirmó: “Para estudiar ciencia, no basta que me guste, necesitamos sentir una verdadera vocación que nos apasione y entusiasme como para comprometer nuestra vida. Vivir un espíritu explorador. Adquirir una responsabilidad con la injusticia social y los problemas ambientales de nuestra región”.  

Su análisis planteó tres ejes principales de la profesión: la formación académica, la actividad propia que desarrolla en la sociedad y la ética que vincula el compromiso directo del biólogo (y paleontólogo) con el bien común, la preservación de los restos fósiles, la biodiversidad y el cuidado de los recursos naturales.

Se planteó a la universidad como un espacio para pensar en libertad, libre de dogmatismos y autoritarismos, un espacio para el disenso, para la creatividad y el respeto intercultural, donde docentes y estudiantes se encuentran en el proceso de enseñanza-aprendizaje, favoreciendo un diálogo de “enseñar aprendiendo y aprender enseñando”.   

Un tema importante fue la necesidad de vincular más la investigación científica con la docencia y transferencia social. Los docentes-investigadores requieren expediciones para realizar observaciones y tomar muestras, y estos materiales son analizados en laboratorios para ser luego preservados en colecciones científicas. Por su parte, los resultados amplían nuestro conocimiento, se transfieren a la sociedad y se aplican a la resolución de problemas sociales y ambientales.  En suma, estos aspectos son partes de la misma rueda y no pueden marchar en forma separada.

 

Paleontologist Dr. Bernardo González Riga instructed a seminar-workshop entitled “What do we study Biology for?” at the Federal University of Uberlandia, Brazil. The main goal was to analyse the components of the scientific vocation, including its service to society and its ethical commitment.


This experience was enriched with the contribution of the participant teachers and students. The most captivating questions were related to the application of the natural sciences in Argentina and Brazil, as well as the current budget cuts in science that both countries are suffering. Educational aspects related to the motivation to study Biology were shared. Moreover, examples of social and ecological commitment were also analysed.


As González Riga exemplified: "To study science it is not enough to like it, we need to feel a true vocational calling and be passionate and enthusiastic enough to commit our life to it. We need to develop an exploratory personality, acquire a responsibility with the social injustice and the environmental problems of our region".


His analysis set out three main axes in a scientific career: academic training, activity in society and the ethics that links the direct commitment of the biologist (and paleontologist) to the social benefit, preservation of fossil remains, biodiversity and the care of natural resources.


The discussion included the role of the university as a space to think freely, devoid of dogmatisms and authoritarianism; a space for disagreement, creativity and intercultural respect where teachers and students are part of a teaching-learning process that favours a dialogue based on "teaching by learning and learning by teaching ".


An important discussion topic was the need to link more closely scientific research with teaching and outreach. The teacher-researcher requires expeditions to make observations and to take samples; these materials are analysed in laboratories to be later preserved in scientific collections. The results of this studies broaden our knowledge, are transferred to society and are applied to the resolution of social and environmental problems. In sum, these aspects are parts of the same wheel and cannot work separately.

(translation: Biologist Belén Tomaselli)

 

Cualquier persona que maneja datos conoce que los países desarrollados tienen una gran inversión científica y tecnológica, lo que les otorga una mayor independencia económica y menor pobreza. Y cada rama de la ciencia produce conocimientos y herramientas para comprender y transformar la sociedad hacia el bien común.  

En primer lugar, la producción de conocimiento no requiere ser justificado, es en sí un bien que engrandece al ser humano. Por ejemplo, la paleontología nos da una extraordinaria visión del mundo, con evidencias directas sobre la evolución de la vida y su cambio a lo largo de millones de años. Cada descubrimiento amplía este conocimiento y la visión del hombre que tiene de sí mismo.

En segundo lugar. desde una perspectiva ecológica, conocer las causas de las grandes extinciones de organismos sirve para evitar el permanente deterioro de los ecosistemas causado por la contaminación, la deforestación y el calentamiento global.  

En tercer lugar, la paleontología descubre y pone en valor yacimientos de fósiles, bienes de la sociedad que son importantes herramientas educativas y turísticas. En Malargüe, el Parque Cretácico Huellas de Dinosaurios, aún en plena construcción, fue generado a partir de un descubierto del Dr. González Riga.

En cuarto lugar, muchas investigaciones que inicialmente fueron básicas se convirtieron en aplicadas y tuvieron una aplicación económica más directa. La historia está llena de estos ejemplos. Por ejemplo, la paleontología permite reconstruir la historias geológica de una región y constituye una herramienta para la prospección de petróleo. 

Dr. Bernardo J. González Riga

 

 

Nota periodística

http://www.diariouno.com.ar/el-2016-fue-gonzalez-riga-el-ano-los-descubrimientos-20161231-n1312781.html

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon

Reflexiones: ¿Para qué sirve la paleontología?